Raza caprina Alpina

 

raza caprina alpina

1. Caracteres generales de la Raza Caprina Alpina

Según informa el MAGRAMA se trata de una raza de gran interés económico. Esta raza es originaria de los Alpes Suizos. Se difundió y fue mejorada en los Alpes Franceses cruzándose con cabras autóctonas de la zona, donde adquirió el nombre “Alpino Francesa”. Es posiblemente la raza más cosmopolita dentro de la especie, ya que se la puede encontrar en gran número de países de los cinco continentes.

En España el primer rebaño aparece a finales de la década de los 70, proveniente del país vecino, en Villarcayo (Burgos), poco después se crea algún rebaño en Navarra. A lo largo de la década de los 80 se distribuye prácticamente en pureza por el norte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León y por la montaña oriental asturiana, en esta última región y algunas otras áreas de montaña en la cría en extensivo se cruza con razas autóctonas. En los 90 se extiende desde el noroeste de León por el norte de Zamora hasta Salamanca, a su vez se instaura unos pocos rebaños en Cataluña.

La Alpina es una cabra de altura y tamaño medio, subhipermétrica y logilínea o sublongilínea. El peso vivo de las hembras oscila entre los 60 y 80 kilos y los machos entre 80 y 100 kilos.

2.- DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.

Actualmente se estima un censo de 25.400 ejemplares, pertenecientes a 68 explotaciones, distribuidos en las Comunidades Autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y País Vasco. De este censo el 73% se encuentra en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

3.- CARACTERÍSTICAS PRODUCTIVAS Y SISTEMAS DE EXPLOTACIÓN.

Es una raza especializada en la producción láctea de formato medio. Es rústica y está adaptada a la estabulación permanente como al pastoreo, o a la vida en la montaña. Se explota en su mayoría en intensivo y su producto principal es la leche que en su mayoría se destina a la elaboración de queso.

Otras aptitudes de esta raza son la producción de pieles y la producción de carne de cabritos lechales.

La cabra de raza Alpina es una gran lechera, disfruta de una alta adaptación al ordeño mecánico, su ubre, bien conformada, gracias a la conformación del tercio posterior, con pezones de longitud variable, libera la leche con gran facilidad de una sola vez.

Las producciones medias publicadas en Francia son de 762kg de leche en 275 días de lactación con una tasa butírica del 3,46% y 3,03% de tasa proteica (Caprigene France 1995). En controles productivos cuantitativos sobre un total de 4000 animales en 6 explotaciones situadas en las provincias de León y Zamora, las cabras se sitúan en los siguientes parámetros:626 litros> de leche en 236 días de lactación con una tasa butírica del 3,70% y 3,36% de tasa proteica.

Los cabritos pesan al nacimiento 4-5 kg hembra y macho respectivamente, tardan un mes en alcanzar 9,5 kg que es el ideal para su comercialización con un rendimiento de la canal del 64%. La mayoría de las explotaciones realizan la cría de los cabritos mediante lactancia artificial.

La tasa de reposición de los rebaños es del 30-35% y la edad del destete de los animales de recría es de 16 kg para los machos y 12 kg para las hembras con una edad de 80 días. La ganancia media diaria en el predestete de 100g /día.

La pubertad de los machos se hace evidente a los 120 días y en las hembras a los 150 días. La edad media al primer parto en Francia es de 450 días y en los rebaños españoles de 410 días. El intervalo entre partos es de 365 días.

Las cabras de esta raza destacan por su pronunciada estacionalidad con una duración de la temporada sexual de 210 días.